Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cafetín’

3
Rita no dijo esta boca es mía durante la visita al tabuco. Ya en el callejón Nemesio concedió: “Por supuesto, hay que hacer algunas reparaciones. El postigo de la ventana no encaja bien y aquí hace frío y llueve lo suyo. No creo que el dueño tenga inconveniente en ponerlo a punto” “Y la puerta también necesita otro arreglito” apuntó Sonia.
Luego nos acercamos a saludar a unos conocidos que estaban a la entrada de un cafetín. Como pude comprobar asomando la cabeza, la gente estaba fuera porque dentro el espacio era muy reducido. Era otra ratonera donde apenas cabían un mostradorcito y tres mesas cuadradas rodeadas de taburetes ocupados por clientes.
El cuchitril que nos había enseñado Nemesio estaba casi en frente, lo cual constituía otra ventaja para Sonia. “Bueno” precisó, “ventaja e inconveniente”.
Ventaja porque estaba al lado de un punto de encuentro de la gente del gremio. Inconveniente porque podía ser una molestia a causa del ruido. “Aunque hay que convenir en que esos ermitaños no son de los que arman jaleo” añadió. O sea que ni siquiera se podía hablar de inconveniente.
Nemesio recabó nuestra opinión. Estaba de un humor excelente. El callejón no tenía alumbrado público. Caí en la cuenta de que el cuchitril no tenía tampoco luz eléctrica. No recordaba haber visto ni una bombilla ni un interruptor ni un cable.
Corría un vientecillo desapacible y la humedad iba en aumento conforme anochecía. Rita mantenía un obstinado silencio. “Me parece un poco pequeño. Somos cuatro de familia” dije.
Nemesio extendió los brazos en un grandilocuente gesto de incredulidad. Yo insistí en ese argumento: “Para una persona o para dos es el sitio ideal” “Vosotros os lo pensáis bien y pronto” nos exhortó Nemesio, “oportunidades como ésta no se presentan todos los días”.

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Read Full Post »