Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘El alma de los fieles’ Category

Heroicos peregrinos
que parten solitarios,
recorriendo países,
errando sin descanso,
invirtiendo en el viaje
el total de sus años.

Read Full Post »

XII
Peregrinar es eso
Dormir a la intemperie
En tiendas, en sombrajos
En caravanserrallos

Peregrinar es eso
Y comer, enfermar
Beber, vivaquear
En florestas marchitas
En landas infinitas
Y rezar, meditar
En iglesias, mezquitas
En conventos, ermitas
Pero ante todo andar

Read Full Post »

XI
Y siguen los cortejos, las peregrinaciones,
las noches y los días, las glorificaciones,
la fe de los creyentes, prodigios, curaciones.

A los ruegos responden las sobrenaturales
voces tonitronantes
que exhortan y conminan,
mientras la muchedumbre
se pone de rodillas.

La sangre de los muertos
borbotea de nuevo.
Las esferas entonan
su cántico perfecto.
Hasta la tierra llegan
sus armoniosos ecos.

Read Full Post »

X
Cuando menos se espera, ocurren los milagros.
Se escuchan caracolas en mitad de los campos.
Uno encuentra un tesoro en un cofre enterrado.

Se ven volar arcángeles
que tal vez sean nubes,
que tal vez sean pájaros.

Llueven pétalos blancos
que se tiñen de rojo
con el sol del ocaso.

Read Full Post »

 

 

IX
Caminan con sombreros, caminan destocados,
jubilosos, callados,
con pobres escudillas, con sandalias, descalzos,
con hatillos, con báculos.

Van dejando las huellas de sus pies agrietados,
las huellas superpuestas del humano rebaño.

Read Full Post »

VIII
¿Qué buscan pues? ¿Qué buscan
los ascetas desnudos,
los santones errantes,
los viejos ermitaños,
las densas multitudes
a las que el entusiasmo
fragmenta en mil pedazos?

Unos y otros esparcen sus huesos y su carne,
su sudor y su sangre.

Read Full Post »

 

 

VII
Trescientos sacerdotes,
expertos en augurios,
despidiendo un aroma a resina de pino,
adornados con gemas, avanzan precedidos
de un enjambre de abejas de discreto zumbido,
relámpago dorado que les marca el camino.

Read Full Post »

Older Posts »