Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sueños’

17.-La realidad es todo. Lo abarca todo: lo de dentro, lo de fuera, lo de arriba y lo de abajo. A menudo confundimos lo real con lo práctico y desechamos lo demás calificándolo de fantasioso. Incluso las quimeras forman parte de la realidad. El riesgo que corre el individuo consiste en no ser consciente de su mortífera naturaleza.
Nada queda excluido de ese ámbito general que llamamos realidad, la cual engloba los sueños y el arduo día a día. Sólo desde un punto de vista teórico o pedagógico la dividimos o separamos en diversas parcelas y elementos, y valoramos unos y menospreciamos otros, llegando incluso a negarles la carta de ciudadanía.
¿Los sueños no son reales pero las cuentas corrientes sí? ¿Los paseos solitarios son una pérdida de tiempo y las gestiones burocráticas no? ¿El tiempo, se haga lo que se haga, no pasa igualmente?
Los sueños son un laboratorio donde no se siguen las reglas de la lógica. Actúan como motores y aportan soluciones inesperadas, salidas imprevistas a problemas artísticos, científicos o humanos.
Los sueños también mueren, o se quedan obsoletos, o se convierten en un estorbo. Ocurre, con más frecuencia de la que creemos, que se hacen realidad y quedan al descubierto sus virtudes y sus defectos. Defectos que tal vez habíamos subestimado o ni siquiera visto.
Hay que soñar entonces nuevos sueños o reorganizar los viejos, porque los sueños, queda dicho, son un motor y un “think tank”. Todos los seres humanos soñamos, unos más y otro menos. Si alguien no lo hace es porque ha dejado de ser humano, porque se ha convertido en un autómata, en un robot, en un cíborg.
Los sueños compartidos por muchas personas adquieren una dimensión social. Esos sueños colectivos tienen la peligrosa capacidad de absorber a quienes no los comparten. Este albur está excluido de los sueños individuales que sólo afectan a sus forjadores.

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported

Read Full Post »

Un hombre encendió un cigarrillo
La gente hacía cola
Y subía y bajaba
De autobuses en marcha
Y salía y entraba
En los bares cercanos

Un hombre de cejas arqueadas
De mirada perdida
Fumando como ausente

El rugido del tráfico
Retemblar de cristales
Acelerones
Frenazos
Pulcros escaparates
Carteleras de cine

Salvo el color de las camisas
Qué diferencia había

Sus pensamientos
Podían ser los míos
Mis sueños
Los suyos

Allí en medio parados
La mirada perdida
Fumando como ausentes

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported

Read Full Post »

[Los sueños juveniles]

Los sueños juveniles
atrás quedaron.
Los zapatos están
deteriorados.

No corre sangre azul
por nuestras venas.
Hay que rendirse
a la evidencia.

Una gota minúscula,
una gota encarnada,
es un aviso,
una palmada.

De cambiar de zapatos
hora va siendo,
de restañar heridas,
de forjar nuevos sueños.

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Read Full Post »

No podría decir con exactitud en qué parte de la casa se encontraban, pero doy fe de su existencia. Al principio, como estaba casi oscuro, parecía que no había nada. Luego, conforme la vista se acostumbraba, se empezaba a distinguir cosas.
Formas tubulares, como gusanos gigantescos. Formas cóncavas, como caparazones de tortuga. Y otras formas de aspecto fláccido más difíciles de definir. Todas entremezcladas. Jamás se me habría ocurrido pensar que eran criaturas vivas.
De algún modo lo eran. De vez en cuando un amago de movimiento se insinuaba en esos seres primordiales que no emitían ningún sonido. Pero, en general, permanecían en un estado de total abandono, como impulsos frustrados o ciegos.
Creí haberme librado de ese mundo caótico cuando dejé aquella casa. Me equivoqué. Esas formas viven ahora en mis sueños, en donde aparecen desparramadas a orillas de un mar de tinta negra, cuyas olas inertes rompen en ese totum revolutum recorrido por un espasmo ocasional.

Read Full Post »

« Newer Posts