Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘viajar’

Vivir, viajar

 

 

 

Antonio Pavón Leal

Marzo 2014

 

 

La vida como viaje, el viaje de la vida, una y otro como aprendizaje, gozo, iniciación, interiorización, padecimiento, fastidio. Estos temas, a menudo entrelazados, tienen una larga tradición literaria. La nómina de intrépidos viajeros, incluyendo naturalmente a los inmóviles, a los que no abandonaron apenas su ciudad y a ella asociaron la aventura de vivir, es muy amplia. Hay para todos los gustos.
Desde los albores de la historia, en que surge el legendario héroe Gilgamesh que parte en busca de la inmortalidad, hasta nuestros días plagados de turistas compulsivos, el viaje está inextricablemente unido al hecho de vivir.
Se viaja para conocer, para descubrir nuevos horizontes, para profundizar en el alma humana, ¿no es ése también el objetivo de la vida?
Citemos entre los grandes viajeros a Lovecraft que, tras una estancia relativamente corta en Nueva York, regresó a Providence de donde, a excepción de algunas esporádicas escapadas, no salió el resto de su vida. Después de divorciarse, allí se instaló en compañía de sus tías y allí murió cuando le llegó la hora. En la lápida de su tumba está escrito: “I am Providence”.
A Baudelaire que, al llegar a la isla Mauricio, interrumpió su gran viaje a Calcuta y se volvió a París. Ni la travesía en barco ni el trato con los otros pasajeros (oficiales y comerciantes) fueron de su agrado. La vida licenciosa y literaria que llevaba en la capital era más atractiva. Y salvo los dos años que pasó en Bruselas, en el último tramo de su peregrinar, su cuartel general fue París.
A Pessoa, a Kavafis, asociados respectivamente a Lisboa y a Alejandría, a Emily Dickinson, enclaustrada en una habitación, entre otros.
El viaje es un trasunto de la vida y ésta, incluso la más sedentaria, incluso la más anodina, un recorrido temporal por la selva humana.

 

ÍNDICE

I – [Vivir no es otra cosa]
II – Ulises
III – [Tontamente pensaba]
IV – [El viaje es una tregua]
V – [La vida, ya se sabe]
VI – [Viajar es un paréntesis]
VII – [La vida se sostiene]
VIII – [Viajar es adentrarse]
IX – [Vivir en la cresta de los días]

 

Libro en formato PDF: Vivir, viajar

        

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported

Read Full Post »

[Viajar es adentrarse]

Viajar es adentrarse
en hondos vericuetos,
movido por un fin,
por un febril empeño,
y tras arduo periplo
llegar al mismo centro.

Viajar es alcanzar,
tras larga travesía,
ese núcleo radiante,
esa azul hornacina,
donde un perturbador
arcano se cobija.

Ese hueco profundo
es la meta del viaje,
y descubrir el rostro
de la escondida imagen.

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported

Read Full Post »

[El viaje es una tregua]

1
El viaje es una tregua,
un alto en el camino.
Es un grato paréntesis
en nuestro deambular.

En ningún sitio estamos.
El punto de partida
pertenece al pasado
y si el coche está en marcha,
es que no hemos llegado.

2
Es sentir en el pecho
un calor agradable.
Es la serenidad
con tanto afán buscada.

Descansados, tranquilos,
el corazón alegre,
abolimos lo feo.
Y las preocupaciones
se debilitan, pierden
su abusivo poder.

3
De estos grandes regalos
con que el viaje nos colma,
hay uno por encima
de todos los demás.

Viajar es evadirse,
salirse de uno mismo,
olvidarse del yo
en el que estamos presos.

Estar dentro de un coche
a punto de arrancar
es lo más estupendo
que nos puede pasar.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Read Full Post »